El 93% de las personas que esperan un trasplante en la Argentina necesita un riñón o hígado

DOMINGO, 30 de julio de 2017.– 179 personas esperan un órgano hace más de 10 años. Un dato positivo es que desde enero y hasta el 12 de junio de este año, el 93% (22.533) de las personas que se registraron en el INCUCAI manifestaron su voluntad de donar.

El problema es que hay una asimetría entre la cantidad de pacientes en lista de espera, que crece entre un 5% y 10% al año porque los médicos tienden a indicar cada vez más los trasplantes como tratamiento de una insuficiencia orgánica, y el número de trasplantes. Si bien los trasplantes aumentaron en promedio un 6% por año desde el 2000 hasta la actualidad, esto no es suficiente para enfrentar las 8017 personas que aguardan un nuevo órgano. En los últimos 5 años, la tasa de trasplantes por millón de habitantes fue alrededor de 41, lo que significa que se efectuaron casi 1752 trasplantes por año. Esta cifra es muy alta en comparación con los años anteriores, pero todavía refleja un déficit a la hora de combatir las necesidades del sistema.

Además del 92% de los casos, que necesita un riñón o hígado, en la lista de espera hay pacientes que aguardan otro tipo de trasplantes: 188 pulmonar, 157 renopancreático, 135 cardíaco, 28 hepatorrenal, 12 pancreático, 10 intestinal, 7 cardiopulmonar, 4 cardiorrenal y 1 hepatointestinal.

En relación al perfil de los que expresaron su voluntad de no donar, el 53% (563.958) son hombres y 47% (491.488) son mujeres. Esto es llamativo ya que en la lista de espera de todos los órganos, son más los hombres que mujeres. El 60% de los que esperan un trasplante son pacientes de sexo masculino y el número crece un 10% anual.

Derechos de las personas trasplantadas o en lista de espera

La ley N°26.928 promulgada en 2014 contempla un Sistema de Protección Integral para las personas que se encuentran en lista de espera o que hayan recibido un trasplante. Entre los beneficios está la obligación de que las obras sociales cubran el 100% de los medicamentos, “estudios diagnósticos y prácticas de atención de su salud de todas aquellas patologías directa o indirectamente relacionadas con el trasplante”.

Además, el Ministerio de Salud debe otorgar pasajes de transporte desde el domicilio de los pacientes hasta el destino al que deban concurrir por razones asistenciales. Y la franquicia “debe extenderse a un acompañante en caso de necesidad documentada”.

A su vez, tienen derecho a licencias especiales para realizarse estudios, rehabilitaciones o tratamientos, y el empleador “tiene beneficio al cómputo de una deducción especial en el Impuesto a las Ganancias equivalente al 70% en cada período fiscal, sobre las retribuciones que abone a trabajadores”.

Por último, el Estado debe otorgar una asignación mensual no contributiva equivalente a la pensión por invalidez para aquellos en situación de desempleo forzoso y que no cuenten con ningún otro beneficio de carácter previsional.

Fuente: LN UCA Periodismo

Compartilo en:

Deja un comentario en: “El 93% de las personas que esperan un trasplante en la Argentina necesita un riñón o hígado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *