Detuvieron al rey de La Salada, Jorge Castillo: se resistió a los tiros e hirió a un policía

MIÉRCOLES, 21 de junio 2017.- Jorge Castillo, máximo referente de la feria La Salada , fue apresado junto otras 30 personas, acusado de integrar una asociación ilícita que extorsionaba a puesteros. Según fuentes policiales, durante el allanamiento en su casa de Luján, Castillo habría disparado con su escopeta e hirió con una perdigonada a un efectivo de la fuerza de seguridad bonaerense.

Durante los 57 allanamientos los investigadores secuestraron 20 armas de fuego y una importante cantidad de municiones y proyectiles. Ese arsenal estaba repartido entre las cuatro bandas que se dedicaban a apretar a comerciantes y les exigían 500 pesos por día para instalarse en un metro cuadrado en las calles que rodean la feria.

En diálogo con radio La Red, Sebastián Scalera, fiscal del distrito de Lomas de Zamora, confirmó la agresión por parte de Castillo: “Se lo detiene y realiza un disparo con arma de fuego, más precisamente con una escopeta”, contó Scalera y explicó que se lo imputa por “asociación ilícita”.

“Lo que hacían era obstaculizar permanentemente el tránsito y la circulación en los alrededores de la feria, con lo que impedían que los vecinos pudieran salir de sus casa o volver a sus domicilios. Pero no es la única acción, sino que también explotaban de manera ilegal los puestos, cobraban un canon a puesteros para poder permanecer en el lugar, cobraban un canon por seguridad, una seguridad privada paralela a la policía de Buenos Aires, el pago de limpieza, el pago de un bono contribución, el pago de la ocupación del espacio para estacionamiento y el pago del estacionamiento”, dijo el fiscal.

Según el investigador, todas estas acciones eran realizabas bajo amenazas y, en caso de que no se pudieran efectivizar, los feriantes eran golpeados y hasta lesionados.

El fiscal Scalera relató que los miembros de la organización que actuaban como “seguridad” del lugar atacaban a las denominadas “mecheras” que encontraban robando en los puestos, a quienes llevaban hasta galpones, las hacían desnudar y las golpeaban. “Lo tenemos acreditado en base a filmaciones”, dijo el fiscal.

La investigación comenzó hace dos años y estuvo a cargo del Cuerpo de Instructores Judiciales de la Fiscalía general de Lomas de Zamora.

LaNación

Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *