Drogaban a una menor para ofrecerla a clientes de un prostíbulo, camionero hizo la denuncia y ayudó a rescatarla

LUNES, 17 de julio de 2017.- En una causa por la explotación sexual de una joven de 14 años que era drogada por sus victimarios para que mantenga relaciones sexuales en un prostíbulo, una pareja será sometida a juicio oral y público.

La pareja administraba el prostíbulo Kilómetro de Oro que funcionaba en el kilómetro 7,5 de la Ruta Nacional 117, Paso de los libres, de la ciudad de Corrientes. El hecho que originó la causa ocurrió en noviembre de 2011 a mediodía cuando un camionero había detenido al viaje para cargar combustible en una estación de servicios. Mientras lo hacía fue al bar Kilómetro de Oro para comer y fue cuando la administradora del local le ofreció tener sexo con la chica de 14 años tras un pago de $500.

Según consta en la causa, el hombre rechazó la oferta y al salir de allí se comunicó con el número telefónico 101, y contó lo ocurrido.
En la Comisaría Primara de Paso de los Libres informaron de la situación a la Fiscalía Federal desde donde se tramitó un allanamiento urgente con apoyo de la Gendarmería Nacional.

Cuando llegaron a lugar hallaron a la chica en una habitación, encerrada. En el lugar estaban dos clientes y la dueña del local junto a su concubino. Los cuatro fueron detenidos, pero dos de ellos fueron citados como testigos.

Los acusados fueron procesados en agosto de 2016 y se les trabó un embargo por $100.000. Habían sido excarcelados meses después que comenzó la causa.

En el expediente se destaca que “esa mañana en que se realizó el allanamiento, la menor fue engañada al lugar para limpiar el local. Pero, finalmente la abrían drogado para que acceda a mantener relaciones con dos hombres mayores (los que ahora son testigos en la causa) y fue cuando llegó la policía y evitó que sea víctima de prostitución forzada”.

La joven es de una familia de escasos recursos económicos, y había sido contactada por la pareja para que los ayude en los quehaceres de la casa y, supuestamente, el cuidado de niños.

Una fuente del Poder Judicial explicó al portal novacorrientes.com que “en la mayoría de los casos, el engaño opera sobre ofertas de trabajo, siendo éstos trabajos precarios; trabajos domésticos, trabajo en whiskerías como coperas o meseras, niñeras. Esta situación permite dar cuenta, por un lado, de la condición de vulnerabilidad socioeconómica previa de las víctimas, y por el otro, del tipo de estructura más elemental y rudimentaria”.

La chica estuvo en la vivienda de la pareja, pero nunca la dejaban sola. La trasladaban con ellos cuando salían, y poco tiempo después la llevaron al prostíbulo. “Le habían ofrecido dedicarse a la prostitución y comenzaron a insistirle. Le decían que se prostituyera en su boliche donde se ganaba linda plata. Prometieron que podía ganar 150 pesos por diez minutos. Pero ella se negó”, dice el expediente.

Ante esto los supuestos tratantes la amenazaban con castigos físicos y con alejarla de su familia para evitar que se sepa la actividad a la que se dedicaban.
El día en que fue rescatada había sido llevada al local para que colabore con la limpieza, pero cuando llegaron dos “clientes” la dueña del lugar le ofreció de tomar un vaso con gaseosa.

La chica lo tomó y se sintió mareada. En pocos minutos había perdido la conciencia y fue llevada a una habitación.

Los clientes habrían de pagar $500 para tener sexo con ella y cien pesos por cada copa que habían bebido.

Los dueños del prostíbulo fueron procesados por imputados por el delito de trata de persona menor de edad con fines de explotación sexual, promoción a la prostitución agravado por ser la víctima menor.

La víctima, luego de permanecer en un refugio de la ciudad de Paso de los Libres, donde recibió asistencia médica y psicológica, volvió con su familia.

Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *