Sindicalista prófugo apareció muerto, su cadáver flotaba en una laguna atado con alambre y con un disparo de escopeta

MIÉRCOLES, 12 de julio de 2017.-  El cuerpo fue encontrado a orillas de la laguna, atado con alambre y con un disparo de escopeta en su abdomen. Se trata de un sindicalista acusado de matar a otro y que se encontraba prófugo de la justicia.

De acuerdo a los primeros informes resultantes del cotejo de huellas dactilares, el cuerpo hallado en la laguna de Chascomús, provincia de Buenos Aires, corresponde al gremialista de la UOCRA, Walter “Lobo” Leguizamón, buscado desde 2014. Los investigadores dedujeron que habría sido trasladado hasta el lugar, luego de ser asesinado en otro.

Leguizamón tenía iniciada una causa por asesinato que data de 2014, y este es un punto clave que orienta la investigación a una venganza por aquel caso.

El 11 de marzo de ese año, durante una protesta realizada en un obrador de Lomas de Zamora en reclamo de puestos de trabajo, se produjo el ataque de una patota armada de la UOCRA que ocasionó la muerte de Darío Ávalos e hirió de gravedad a otros trabajadores.

Ávalos recibió un tiro en la espalda mientras escapaba del lugar, y aun así pudo subir a un colectivo, que los manifestantes obligaron a parar, y llegar al hospital Evita Perón, donde murió desangrado.

El jefe de esta emboscada había sido Leguizamón, secretario general de la UOCRA de Lomas de Zamora y miembro del riñón político de Gerardo Martínez, quien estaba prófugo de la Justicia desde hace años.

Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *