Cuál es el “prontuario” de Julio De Vido por el que pidieron su expulsión del Congreso

JUEVES, 27 de julio de 2017.-  Cinco procesamientos, 26 imputaciones y más de 80 denuncias. El “prontuario” del ex ministro Julio De Vido quedó expuesto como nunca durante el debate parlamentario de ayer.

En su afán de defenderlo, los diputados del Frente Para la Victoria (FPV) reclamaron mayor “celeridad” de la Justicia. Graciela Camaño, la voz cantante del massimo, les retrucó con el listado de causas. Hay de todos los colores. Aunque tardó años, la Justicia avanza, ahora es turno de la política 

Julio De Vido está a un paso del juicio oral por la tragedia de Once quizás antes de octubre.

También está muy avanzada la causa que investiga la millonaria compra de trenes chatarra a España y Portugal, entre 2007 y 2011, que motivó la detención del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime. La Oficina Anticorrupción acaba de pedir la elevación a juicio. De Vido era el jefe directo de Jaime, no puede quedar al margen.

Escandaliza la cantidad de causas contra De Vido”, se quejó la diputada Graciela Camaño luego de enumerar los procesamientos y las imputaciones en su contra. Todos juntan, asustan. Pero es sólo una foto.

La película entera confirma que el ex ministro se movió con pez en el agua en las aguas turbias de Comodoro Py, donde la mayoría de los jueces le atendían el teléfono. Tuvo que hablar Elisa Carrió. Hace dos meses, denunció una “protección” para el ex ministro a raíz del caso Odebrecht. Varios del Gobierno se pusieron el sayo.

De Vido también está procesado en la causa que investiga el direccionamiento de obra pública al empresario Lázaro Báez. La asociación ilícita incluía a la ex presidenta Cristina Kirchner.

 Estas son las causas por las cuales está procesado:

Once: se trata de la causa por la muerte de 51 personas el 22 de febrero de 2012 en esa terminal ferroviaria. De Vido está procesado como coautor del delito de descarrilamiento y partícipe necesario del delito de defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta. En agosto el Tribunal Oral Federal 4 estaría en condiciones de poner fecha al juicio oral. La defensa pidió la semana pasada que lo juzgue un tribunal popular.

Trenes chatarra: es la causa por la que ya fue preso el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime. El juez federal Julián Ercolini lo procesó a De Vido por “administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de una administración pública” por la compra de trenes a España y Portugal que resultó ser material inservible. La Cámara Federal confirmó el procesamiento. Está en condiciones de ser elevado a juicio oral.

Obra Pública: se investiga una asociación ilícita que concedió obra pública al empresario Lázaro Báez. Allí está procesada la ex presidenta Cristina Fernández como jefa de una asociación ilícita y De Vido fue parte de la banda “destinada a cometer delitos para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada” de los fondos asignados a la obra pública vial, “en principio, en la provincia de Santa Cruz”. La Sala I de la Cámara Federal debe revisar esa decisión.

Renegociación de contratos ferroviarios: el juez federal Sebastián Ramos lo procesó por incumplimiento de los deberes de funcionario público al no haber renegociado los contratos ferroviarios entre 2003 y 2010. La resolución tampoco fue revisada por la Cámara aún.

Subsidios a colectivos: fue el último de los procesamientos en su contra. El juez federal Claudio Bonadio encontró responsable al ex ministro de un desvío de más de 600 millones de pesos en subsidios y ordenó un embargo sobre sus bienes de 1.000 millones de pesos. Le prohibió, además, salir del país y lo obligó a presentarse en su juzgado el primer día hábil de cada mes. Consideró probado que la Secretaría de Transporte, que dependía de De Vido, entregó “sistemáticamente”, durante casi diez años, subsidios a empresas de colectivos por montos mucho más altos de lo que debían cobrar.

Hay otras causas judiciales que están en marcha, como la investigación sobre su patrimonio, la compra de gas licuado y dos causas en donde se analizan contratos firmados por obras en Río Turbio, en una de las cuales el fiscal Carlos Stornelli pidió el desafuero, la detención e indagatoria del legislador kirchnerista.

 

Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *