Joven golpeada por su ex pareja delante de su hija de tres años: “No va a parar hasta matarme”

LUNES, 25 de setiembre 2017.- Belén no sabe si le dolió más la trompada que su ex pareja le pegó en el ojo o escuchar los llantos y gritos de su pequeña hija de tres años que presenció la brutal escena. “No voy a parar hasta verla muerta”, decía Julián Darío Flores Iglesias ante los ruegos de su ex suegra para que la dejara mientras seguía pegándole golpes en la espalda.

Belén Saavedra tiene 24 años, vive en la casa de sus abuelos en Montegrande, en el partido de Esteban Echeverría, junto a su hija. Trabaja como depiladora, limpia casas, vende ropa, además de cualquier “changa” que le permita hacerse cargo de la menor. Hace un año y medio se separó del padre de su hija, con el que compartió más de ocho. “Al principio no era así. Pero después empezó a volverse violento, a drogarse. No es la primera vez que me pega, pero nunca a este extremo”, relata Belén.

Durante el tiempo que llevan separados, ella cuenta que Flores Iglesias solo vio a la nena dos veces. Pero, dos semanas atrás el Juzgado de familia número 4 en Banfield determinó un régimen de visitas provisorio por un mes a partir del cual la pequeña debía pasar, dos veces por semana, dos horas junto al padre. “Hace dos semanas que la estoy llevando aunque la condición era que viniera a buscarla él. Al principio me quedaba un rato porque ella no estaba acostumbrada”, apunta.

Pero ayer por la tarde, cuando entró a buscar a la nena a la casa ubicada en la calle Piedra Buena, en el Partido de Almirante Brown, se desató la pesadilla. Mientras hablaba con la madre de su ex sintió que le tocaban la cola. “¿Qué hacés? No te pases de la raya”, le dijo al hombre.

“En ese momento se le transformó la cara y me dio una piña en el ojo. Yo me agarré y me puse a llorar. Escuchaba a mi hija, que vio todo, gritando y llorando”, explica a Infobae. Y sigue: “La madre me agarró para tratar de contenerme y le dijo que iba a llamar a la policía. Pero eso lo enfureció más, y empezó pegarme piñas en la espalda gritando ‘a quién vas a llamar, no voy a parar hasta verla muerta'”.

Belén relata que cuando al fin pudo salir de la casa se dio cuenta de que tenía sangre en el ojo. No veía bien. Entonces corrió a refugiarse a la casa de un vecino y llamó a la policía.

Flores Iglesias fue detenido y trasladado a la Comisaría de José Mármol. Belén se acercó para radicar la denuncia tras lo cual la llevaron al cuerpo médico, donde le cosieron la ceja y le dieron tres puntos.

En tanto, la abogada de la joven, Miriam Juncal, realizó hoy la denuncia en el Juzgado de familia para pedir la interrupción de la orden de visitas y que Flores Iglesias no pueda tener contacto con ninguna de las dos. “Las visitas eran algo provisorio. Desde el juzgado nos dijeron que ante el primer episodio diéramos aviso”, señaló.

Hoy, una amiga la llamó y le contó que el hombre fue liberado; le dijo que lo vio saltando la reja de la casa de la madre que, según la joven, le tiene miedo a su propio hijo y no quiso abrirle la puerta. El hombre tomó su moto y se fue y desde entonces nadie sabe dónde está.

Ayer por la noche, le mandó un mensaje de texto con una foto de la hija de ambos. Ella cree que es una amenaza. “A él no le importa su hija. El me quiere a mi. Siempre me decía que si yo estoy con otra persona me mata, mata a la nena y después se suicida“, advierte Belén.

Hoy la joven va a realizar la orden perimetral para impedir que se acerque a ellas pero sabe que eso no lo va a detener. Advierte que el hombre tiene “problemas psicológicos”. Que pidió en el Juzgado de familia que le hagan un exámen antes de habilitarlo a ver a su hija pero que nunca lo realizaron.

“A mi solo me hicieron firmar un papel que decía que él tiene que ver a mi hija, y la dejaron en manos de alguien que no está bien”, dice. Ayer Belén compartió una publicación en Facebook con las fotos de cómo quedó su rostro tras los golpes. Ese fue su llamado de ayuda. Para que el sistema, esta vez, no le falle.

Compartilo en:

Deja un comentario en: “Joven golpeada por su ex pareja delante de su hija de tres años: “No va a parar hasta matarme”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *