Juicio por jurados: está previsto en la Constitucion Nacional pero no se aplica

MARTES, 27 de junio 2017.–  La iniciativa espera debate legislativo,  ya que nivel nacional también se espera el tratamiento de una docena de proyectos con estado parlamentario en la Cámara de Diputados de la Nación.
Actualmente son 12 los proyectos que proponen implementar el sistema en todo el territorio nacional, sin embargo aún no se ha concretado el debate.

Impulsora de la aplicación de este sistema en todo el territorio nacional, la presidenta de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados aseguró que “el juicio por jurados eleva el estándar de la justicia argentina”. En esa línea, consideró que el país “tiene una deuda de 164 años” ya que se trata de “un viejo mandato”, establecido en los artículos 24, 75 -inciso 12- y 118 de la Constitución Nacional.

“Nosotros lo importamos de la Constitución norteamericana, pero en el historial de nuestra república hubieron oportunidades en las cuales estuvo presente el tema. En 1811, a través de un decreto, de seguridad individual y libertad de imprenta, se instalaba un juicio por jurados. En 1812 también hubo juicios criminales. Hay varias situaciones previas a la sanción de la Constitución, donde existieron intentos de tratar de implementarlos”, detalló la legisladora en una entrevista publicada por parlamentario.com.

Burgos, del interbloque oficialista y en constante contacto con representantes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, señaló que “el juicio por jurados está dentro del programa Justicia 2020”, que impulsa la cartera conducida por Germán Garavano. Incluso, dijo que existen “posturas diferentes de cómo sería. No sé si sería más proclive al que tiene Córdoba o al clásico. Aunque la mayoría se inclina por el clásico, que es el que se da en Buenos Aires”.

Experiencias exitosas

El mecanismo de Juicio por jurados se está implementando en la actualidad en las provincias de Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Neuquén y Río Negro; y se encuentra en vías de estudio en La Rioja, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Chubut. “Hay un efecto que está tratando de envolver a las demás provincias, porque sin lugar a dudas esto eleva el estándar de lo que es la justicia y da mayor legitimidad al fallo que termina de establecer un jurado”, insistió la legisladora nacional.
Además de la propuesta elaborada por Burgos, la UCR tiene otros dos proyectos de los diputados Mario Negri y Diego Mestre. También hay iniciativas de los bloques Pro, Frente Renovador, Coalición Cívica, Libres del Sur, bloque del Bicentenario y UNA.
En la actualidad existen en la Cámara de Diputados 12 proyectos con estado parlamentario que impulsan, con sus respectivas coincidencias y diferencias, el juicio por jurados en todo el país. De esos 12, fueron nueve los que se presentaron (y algunos representaron) durante 2017. Pese a que en abril pasado las comisiones de Legislación Penal y de Justicia dieron el puntapié inicial con una reunión informativa -que contó con la participación de especialistas-, el debate continúa postergado en medio de un año electoral marcado por el retardo avance de distintos temas en el Congreso.

Deliberación de jurados populares

Durante el juicio, una vez que los jurados escuchan los alegatos de clausura de las partes, donde la Fiscalía y la Defensa se encargan de repasar la prueba presentada en el juicio para demostrar porque su teoría del caso es la correcta, comienza la etapa de instrucciones al jurado y de deliberación.
Las instrucciones son la información legal necesaria que el juez técnico le da a los jurados para que puedan deliberar y llegar a un veredicto. En las instrucciones, el juez explica qué deben tener en cuenta los jurados para valorar la prueba, cuáles son las cuestiones esenciales a decidir y qué normas rigen en la deliberación; toda esta información surge tras un debate que tienen las partes de la acusación y la defensa con el juez, sin la presencia del jurado.

Duda razonable y veredicto

Las instrucciones se comunican de forma oral, y luego se le hace entrega de una copia escrita a cada jurado para que puedan tenerla con ellos durante la deliberación.
Una vez entregadas las instrucciones, los doce jurados titulares pasan a deliberar de forma secreta y continua, mientras que los suplentes quedan liberados. Lo primero que deberán hacer los jurados es elegir a un presidente, que será el encargado de ordenar la deliberación y leer el veredicto llegado el momento. Cada jurado deberá expresar su análisis en base a los hechos del caso y la prueba producida, y finalmente, evaluarán si la fiscalía ha probado más allá de una duda razonable la acusación y arribarán a un veredicto de culpabilidad, no culpabilidad o no culpabilidad por inimputabilidad en este caso; si el panel de jurados tiene alguna duda sobre las instrucciones impartidas, pueden comunicárselo por escrito al juez, quien debatirá con las partes qué respuesta dar.

Compartilo en:

Deja un comentario en: “Juicio por jurados: está previsto en la Constitucion Nacional pero no se aplica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *