“La ballena rosa”, la original respuesta al siniestro juego “La ballena azul”

MARTES, 2 de mayo 2017.- Hace pocas días que “La ballena azul” desembarcó en Sudamérica después de haber tenido su explosión en Rusia. Primero se registraron algunos casos en Brasil que encendieron las alarmas. Luego apareció Chile como otro de los focos.

El macabro desafío se lleva a cabo a través de grupos cerrados de Facebook o de Whatsapp. Los líderes persuaden a los adolescentes a que sigan distintas pruebas. Comienza por retos más triviales como ver una maratón de películas de terror, pero luego le siguen, por ejemplo, autolesiones. El desafío final, el número 50, es suicidarse.

Como antídoto para contrarrestar el peligroso efecto expansivo del juego, en Brasil surgió la propuesta de “La ballena rosa”, creada por un diseñador gráfico y un publicista. “Creemos que todo el mundo tiene la capacidad de ayudar a los demás y construir el bien”, anuncia la descripción de la página de Facebook que ya superó los 275 mil likes.

Al igual que “La ballena azul” consiste en 50 pruebas, aunque su propósito es bien distinto. Sus desafíos, en vez de dañar, buscan que los participantes rescaten el lado positivo de la vida, que ayuden a quienes lo necesitan, que se comuniquen con sus familiares, que identifiquen al vaso medio lleno.

“Vi la historia de ‘La ballena azul’ y pensé en hacer algo relacionado con el bien. Queríamos mostrar que Internet también tiene fuerza para hacer cosas positivas”, dijo uno de los impulsores del proyecto a O Globo.

A su vez, reconoció que se pusieron en contacto con una psicóloga para que los asesorara tanto en los planteos de los desafíos como en la asistencia a los numerosos participantes que dejan mensajes en busca de ayuda. “Estamos alertando a los niños para que no entren a ese tipo de grupos. Es muy peligroso. También buscamos un camino profesional porque estamos hablando con personas que están pasando por situaciones muy difíciles y queremos acercar una ayuda. Nuestra idea es continuar recibiendo mensajes”.

A través de todas sus redes sociales, “La ballena rosa” difunde sus desafíos, a la vez que alientan a sus participantes a que envíen “testimonios” de las pruebas cumplidas. “Queremos difundirlo cada vez más. El resultado ha sido positivo. Nuestra idea es seguir divulgando mensajes buenos y de esperanza”. A modo de declaración de intereses, su desafío número 50, el último: Salvá una vida

 

Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *