La estadounidense Lear crea 600 puestos de trabajo e invierte US$12,5 millones

JUEVES, 27 de julio de 2017.-  Lear Corporation, empresa de capitales estadounidenses, invertirá unos 12,5 millones de dólares  y tomará 600 personas para fabricar mazos de cable para el nuevo modelo del grupo Fiat. La actividad comenzará en el último trimestre del año -cuando arranca la producción en Ferreyra- pero en lo inmediato comienza la selección de personal.

Lear ya tiene una planta en la ciudad de Córdoba, donde produce asientos; allí sumaron 16 personas al plantel y agregarían otras 80 cuando el nuevo modelo de Fiat esté en fabricación. La compañía llega con la promoción industrial que ofrece el gobierno provincial a las nuevas radicaciones.

“Lo habitual, no se agregó nada nuevo -explicó el ministro de Industria, Roberto Avalle -, aporte monetario para la capacitación de personal, exención de Ingresos Brutos. Los tableros requieren mano de obra intensiva, por eso la cantidad de gente”.

También indicó que, con la exigencia de nacionalización de piezas es “muy probable que haya nuevas inversiones en los próximos meses”.

En el sector metalmecánico cordobés hay proyectos por unos 100 millones de dólares, monto que incluye también a las compañías relacionadas con las agro máquinas. Desde la Cámara de Industriales Metalúrgicos insisten en que los próximos años serán muy buenos para la actividad, pero “mientras tanto hay que cruzar el desierto e invertir con una demanda en baja”, señala su presidenta, Isabel Martínez.

La mayoría de los nuevos proyectos están atados a las inversiones por 1100 millones de dólares en ejecución por el grupo Fiat y la alianza Renault-Nissan; en el caso de las pick ups el nivel de integración de piezas es alto lo que genera expectativas de más trabajo entre las autopartistas.

En ese contexto se dan las negociaciones para que una fábrica de motores se instale en Córdoba; en el país hay dos ensambladoras de motores que arman para los autos que producen para el mercado interno Toyota y General Motors; el objetivo es que la que se radique en Córdoba también exporte. Las conversaciones son con el grupo Fiat.

Lear parece dejar atrás los años de crisis en el país cuando a mediados de 2014 suspendió a 330 trabajadores de su planta de General Pacheco, de los que luego despidió 260 lo que provocó protestas gremiales. El conflicto sindical se extendió durante seis meses y medio, con advertencias de la empresa de que cerraría todas sus plantas en el país; fue el más largo durante el kirchnerismo. Tras varias protestas, la firma reincorporó a 61. Muchos arreglaron su salida tras negociaciones con la firma, que llegó a pagar indemnizaciones de más 20 sueldos.

Finalmente la justicia le ordenó reinstalar a los despedidos. La Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo dictó la resolución porque la empresa despidió trabajadores sin “sustanciar” un procedimiento preventivo de crisis, como lo disponen las leyes laborales.

Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *