Las tabacaleras ganarán $5.000 millones gracias al voto de Miriam Boyadjian, José “Nato” Ojeda y Julio Catalán Magni en el Senado de la Nación

VIERNES, 29 de diciembre de 2017.– La reforma tributaria que  obtuvo sanción  el Senado de la Nación, con el voto afirmativo de los tres senadores por Tierra del Fuego Ojeda, Catalán Magni y Boyadjian,  le brindó  beneficios a la industria tabacalera con la  reducción de un 5% la carga impositiva. Esto significa un ahorro de $5.000 millones para las firmas encargadas de la producción de cigarrillos.

Semejante decisión del Ejecutivo, que contó con el lobby necesario de las compañías que controlan el 97% del mercado, generó críticas de parte de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) que aseguró que “esta rebaja implicaría un retroceso en la protección de la salud” y manifestó que “las medidas fiscales que persiguen objetivos sanitarios deberían estar libres de la interferencia de las industrias involucradas para evitar torcer el rumbo de la política”.

A su vez, no se llega a comprender el criterio adoptado por parte del ministerio de Hacienda, que subió tributos a productos cuyo consumo excesivo puede originar perjuicios para la salud (como las bebidas alcohólicas o con azúcar agregado) y bajó impuestos al cigarillo, un elemento nocivo, comprobado científicamente, para la salud. De hecho, la Organización Mundial de la Salud indicó que el tabaquismo provoca la muerte de 7 millones de personas al año y genera gastos por 1,4 billones de dólares.

 

Compartilo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *