Pingüino Rey de paseo por las playas de Río Grande

LUNES, 7 de agosto de 2017.-  Este fin de semana pudo observarse la presencia de un pingüino en las playas de  Río Grande, unos kilómetros al norte de la planta de tratamiento de Obras Sanitarias de la Municipalidad de Río Grande.  El ejemplar fue identificado como un pingüino rey (Aptenodytes patagonicus), es el segundo pingüino más grande después del pingüino emperador (Aptenodytes forsteri).  Anida en la Bahía Inútil en la Isla Grande de Tierra del Fuego, en Chile y en las islas cercanas a América del Sur (como las Malvinas y las Georgias del Sur), África (Islas del Príncipe Eduardo e islas Crozet) y Oceanía (islas Kerguelen e isla Macquarie).

Parque Pingüino Rey en Bahía Inutil, Isla Grande de Tierra del Fuego

en 2010 un pequeño grupo de pingüinos llegó a Bahía Inútil, en el sector chileno de la Isla Grande de Tierra del Fuego. Estos distinguidos visitantes causaron gran asombro y curiosidad por ser conocidos, provocando hostigamiento a los 90 ejemplares que buscaban asentarse en el lugar.

Es así, como una familia magallánica y propietaria del lugar, decidió proteger a los 8 pingüinos rey que siguieron en el lugar, planteando medidas de preservación, conductas de observación y concientizar a la ciudadanía sobre esta especie y su relación con Tierra del Fuego. Con el transcurso de los días, se integraron a ésta iniciativa biólogos, arqueólogos, médicos veterinarios y personas vinculadas al turismo sustentable, lo cual posibilitó el desarrollo de un “Plan de Manejo” que establece las directrices que permiten el asentamiento del pingüino rey.

A mediados de 2011 el Parque Pingüino Rey abre sus puertas oficialmente a los visitantes, iniciativa privada de conservación e investigación de la única colonia de pingüinos rey en Sudamérica y los vestigios arqueológicos que se encuentran en el lugar. Desde su apertura y el desarrollo de los proyectos de investigación ha aumentado paulatinamente la población de pingüinos rey, naciendo por primera vez crías en el año 2013.

Actualmente, el Parque ha incorporado diversas dimensiones de conservación conformando un “Proyecto de Conservación de la Biodiversidad y Vestigios Arqueológicos en Bahía Inútil”, lo cual incluye protección a otras fauna y flora. Junto a lo anterior, se ha trabajado en el mejoramiento de senderos y miradores, como también se está remodelando la infraestructura y se ha integrado energías renovables, buscando construir una gran experiencia en el lugar tanto para los visitantes como residentes.

 

Pingüino Rey

Las hembras son más pequeñas que los machos. Sus rangos de altura son de 700 a 100 cm y el peso varía de 11 a 16 kilogramos.

La parte superior de su pecho es de coloración naranja-amarillo y está rodeado de bordes negros. Su pico es alargado y puntiagudo con leves toques de color naranja. Estos picos presentan pintas naranjas en la parte inferior, las cuales reflejan intensidades diferentes en la luz ultravioleta, lo cual no es visible para los humanos.

Alcanzan el plumaje adulto a los dos años de edad. Antes de su primera muda, los polluelos tienen plumas de color café marrón.

Sus patas están adaptadas para nadar fluidamente en el agua. Son buenos nadadores y pueden permanecer sumergidos durante diez minutos y alcanzar una velocidad de 12 km/h.

 

Reproducción del Pingüino Rey

El pingüino rey tiene tasas más bajas de monogamia a comparación de otras especies de menor tamaño.

Las hembras son muy selectivas al momento de elegir compañero, incluso más que los machos, pues ambos se escogen de acuerdo a su plumaje. Unos tienen una mayor reflectancia ultravioleta que otros.  El color del plumaje en el pecho y en el área auricular, refleja directamente la salud del sistema inmunológico del pingüino rey. Entre más sano sea, más brillantes serán las plumas.

Para atraerse antes de la cópula, emiten sonidos hasta que la hembra acepta.

Una hembra pone un solo huevo de color blanco verdoso. Esto se realiza comúnmente durante los meses de noviembre o diciembre. Al igual que el Emperador, la hembra trasfiere el huevo al macho para que lo incube durante 54 días en una bolsa ubicada en su vientre que le servirá para regular la temperatura del cascarón. Mientras, la hembra se alimenta para recuperar todo el peso perdido.

Cuando la hembra regresa, ambos se turnan para seguir incubando el huevo. Cuando finalmente nace la cría, pesando 430 gramos, los padres alimentan al polluelo hasta el mes de mayo, cuando es suficientemente grande para sobrevivir por sí solo y comenzar una vida independiente.

Compartilo en:

Deja un comentario en: “Pingüino Rey de paseo por las playas de Río Grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *