Nueva tragedia en la Margen Sur: Hermanitos de 5 y 3 años mueren como consecuencia de incendio

SÁBADO, 13 de mayo 2017.-  Dos hermanitos fallecieron este sábado en el Hospital Regional Río Grande, por las graves lesiones sufridas en un  incendio ocurrido en el Barrio Unidos de la Margen Sur . El menor de 5 años internado en terapia intensiva, luchó por su vida pero finalmente falleció en horas de la tarde.

En horas del mediodía de este sábado, se desató un incendio en una vivienda precaria,  ubicada en calle Karukinka 573 en el ingreso a los asentamientos. Declarada la emergencia, se hizo presente personal de la policía perteneciente a la Comisaría 4ta.   Momentos después arribó  una autobomba de Bomberos Voluntarios, increíblemente, con un solo bombero equipado.

Inmediatamente se hizo presente una unidad liviana de Bomberos de la Policía  procedente de su cuartel de Av. Belgrano y Perito Moreno.  Fue en ese momento que se apersonó el Director de Obras Sanitarias Municipal Oscar Peralta, que se encontraba fortuitamente  en cercanías del lugar, trabajando sobre la red de agua, y  quien a riesgo su vida,  pateó la puerta e ingresó a la casilla en llamas, logrando rescatar al pequeño de 5 años, haciendo también su ingreso un  integrante de la policía que rescató a la niña de 3 años.

Ambos niños estaban en una situación desesperante, por lo cual el varoncito fue trasladado en un móvil policial, perteneciente a  la Comisaria 4ta. En intersección de Belgrano y Elcano se encontraron con la unidad sanitaria,  por lo cual se procedió al trasbordo del nene a la ambulancia, completando el traslado a la guardia del Hospital. Dos minutos después arribó un segundo móvil policial con la niña de 3 años ya sin signos vitales y un 95% de su cuerpo afectado por quemaduras.  Durante 45 minutos trabajaron intensamente médicos y enfermeros, con respiración asistida y maniobras de RCP, pero a pesar la maniobra de reanimación  la niña falleció.

En la Margen Sur residen 35 mil habitantes, los cuales han sido “lisa y llanamente”  abandonados por el gobierno de Bertone, esta situación, como todas las que suceden en la margen sur,  desnudan la incapacidad y negligencia del gobierno provincial que hace agua por todos lados.

No existen servicio de seguridad, salud, ni de respuesta a la emergencia  acorde a la necesidad de los más de 35 mil habitantes que viven en los barrios de la Margen Sur, de los cuales en su gran mayoría son niños.

Vecinos de la Margen Sur vienen reclamando  desde hace más de un año y medio, que los funcionarios de  Rosana Bertone se pongan a trabajar y ofrezcan soluciones concretas:  un Centro Médico Asistencial prometido por Bertone durante la campaña (UPA24), que se destaque en forma permanente una ambulancia, y  que funcione un cuartel de bomberos como Dios manda, con dos unidades y por lo menos una dotación de 5 bomberos en condiciones de responder profesionalmente ante una emergencia. Además el combate a la delincuencia que ha ganado las calles, el creciente narcotráfico y el crimen que no deja de crecer.

De este caos es responsable Rosana Bertone, su Jefe de Gabinete Leonardo Gorbacz, su Secretario de Estado de Seguridad Ezequiel Murray y el Ministro de Salud Colman. El UPA24 con el que hizo campaña Bertone no aparece, Colman ni siquiera puede garantizar una salita y un botiquín de primeros auxilios.

Murray es responsable de la policía y de ponerle limites a la delincuencia en el barrio, además de responsable  de controlar y exigir que Pascual Lombardo destine las autobombas y el camión de abastecimiento necesario, y  la presencia de una dotación de por lo menos cuatro o cinco bomberos como exigen los protocolos de emergencia aquí en la Argentina y en la China y que en Río Grande no se cumplen.

No es la primera vez que muere gente en la Margen Sur, y parece que a Bertone y a su Jefe de Gabinete Leonardo Gorbacz no le preocupa que vuelva a suceder, sino estarían haciendo lo que hay que hacer: trabajar y cuidar a las miles de familias abandonadas por este gobierno insensible, improvisado y decadente.

Basta con recordar a Carina Soto, fallecida en enero de 2016 para tomar conciencia de la incapacidad de Bertone y su gabinete. Carina falleció como consecuencia  de las quemaduras recibidas y el daño en sus vías aéreas producidas cuando enfrentó las llamas que envolvían su hogar, y rescató  uno a uno a sus hijos incluyendo a una pequeña bebé de solo 11 meses de vida. Carina Soto dio su vida por sus hijos  abandonada por el Estado que no fue capaz de proteger a ella y a sus hijos con  un servicio de emergencia  rápido, eficaz y profesional.

Es imperdonable que un año y medio después Bertone siga jugando a las “escondidas” con la sociedad y que se vuelva a repetir la historia.  Si se hicieran bien las cosas, si se planificara y se trabajara con responsabilidad, tal vez Carina, Franco Ismael y Emily Celeste podrían seguir vivos junto a sus seres queridos.

 

Compartilo en:

Deja un comentario en: “Nueva tragedia en la Margen Sur: Hermanitos de 5 y 3 años mueren como consecuencia de incendio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *